27/52 Pintadas en el corazón

27/52 Impacto

Caminando, por fin en silencio, dejándome tocar por la experiencia, siento ese peso hiriente, la densa rabia que crece… quién nos habrá enseñado a querernos tan poco.

(La maltrecha puerta de una pequeña Iglesia, en el barrio pescador de Punta del Hidalgo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s